Las Partes Inauditas de la Lucha

Pienso que la lucha para los derechos es más difícil de lo que pensamos. Por supuesto, es esencial que participemos y luchemos por los derechos de todxs. Sabemos esto, y para la mayoría de nosotrxs, los movimientos globales en el año pasado han mejorado nuestra participación. Pero antes, sin las redes sociales era más difícil para aprender y educar a las personas en nuestras vidas, y ahora hay casi demasiadas oportunidades. 

 

Yo digo casi demasiadas porque creo que no incluyen mucha de la lucha en la red. Hay infografías en Instagram o Tweets cortos para crear conciencia y dar enlaces, pero la mayoría de la lucha debe ser fuera de la pantalla, en la vida diaria de la gente que necesita sus derechos. Es una pena que la carga de la responsabilidad a menudo se ponga en las personas más afectadas. En lugar de esos intentos pequeños, la gente que no necesita luchar para sus derechos deben usar la redes sociales solamente como un primer paso. Si cambiamos nuestra entendimiento de la responsabilidad, podemos mantener un espacio para la curación.

 

Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, un ejemplo muy relevante cada día es las conversaciones pequeños. Si no eres parte de una comunidad que está luchando por sus derechos, ten las conversaciones difíciles con tu familia, amigos, y personas en su ambiente cuando no están contribuyendo. O, simplemente cuando las personas no dan atención a la desigualdad alrededor de ellxs. 

Para mí, puedo hablar con las personas en mi vida con más frecuencia sobre esos métodos diferentes del activismo. Creo que no hablo sobre los efectos falsos de la cultura de infografía ahora suficiente. Soy una mujer blanca y heterosexual, así también es importante que siempre yo recuerde escuchar y después actuar en solidaridad, para magnificar las voces de las personas afectadas. 

Lenguaje Inclusivo: El Nuevo Mundo de Ideas Eternas

La noche pasada estaba hablando con mis abuelos sobre un amigx de la familia. Cuando era una niña pequeña, la familia eran nuestros vecinos y pasamos tiempo casi cada día con elles. La madre y mi madre han continuado un amistad fuerte, así que a menudo visitamos a la familia en el verano. Hace tres o cuatros años, el hijx de la familia anunció que elle es trans. Ahora, sus pronombres son ‘el/elle.’ Para mi familia, que no han visto a elle después del anuncio tan frecuentemente como  antes, necesitábamos ajustar nuestros usos de sus pronombres. Eso es un ajustamiento muy esencial para aceptar y apreciar a una persona. 

Sin embargo, las correcciones de los pronombres puede ser más dura para las personas mayores. Mis abuelos confunden los pronombres de nuestrx amigx con frecuencia. Para ellos, es muy difícil cambiar sus maneras de hablar después de ochenta años usando el lenguaje binario, aunque les elles siempre han existido. A menudo les olvidan y la conversación puede ser muy incómoda cuando mencionan el error. Pero todos están aprendiendo, y es importante que recuerden intentarlo todo el tiempo. 

El lugar también puede tener un efecto fuerte en el uso del lenguaje inclusivo. 

Porque viví en otros países muy conservadores durante la escuela secundaria, yo entiendo los desafíos de la transición a un ambiente inclusivo. Antes no sabía de ninguna persona transgénero en mi escuela, y ahora es un aspecto de mi vida diaria. Como resultado, sé que cuando estás tratando de aprender cómo ser aliadx, pon mucho tiempo y piensa mucho sobre el uso de los pronombres para cada persona que conozcas. Aunque la obra es lo más importante en el proceso de aprendizaje, en el año 2021 todos necesitamos trabajar para un mundo más amable. Espero que este año el lenguaje binario sea más raro y el lenguaje inclusivo sea el nuevo normal - aun para mis abueles.