La Identidad de Género y el lenguaje inclusivo

En las últimas dos semanas yo tenido la oportunidad de leer y hablar sobre poemas, artículos y canciones en mi clase de Español 127 enseñado por la profesora Eilyn Lombard. En esta clase, los estudiantes hablaron sobre temas intensos y temas que iniciaron conversaciones muy buenas. Estas conversaciones me ayudaron a aprender más sobre temas de los que no sabía mucho. Fue un poco difícil para aprender estas cosas porque estaba aprendiendo estos tópicos por la primera vez en un idioma diferente. 

Yo aprendí sobre el lenguaje inclusivo en español y cómo usar la terminación ‘e’ y ‘x’, qué es el lenguaje binario y los peligros de usarlo, y cómo hay personas en todo el mundo que tienen problemas similares a las personas en la comunidad de LGBTQ+ en los Estados Unidos. También hay muchas culturas en el mundo que tiene comunidades muy abiertas donde personas pueden ser que genero que quieren ser.

La solución para acabar con el odio y la exclusión es esta; necesitamos tener más conversaciones y aprender más. Yo tengo solo dos o tres amigos que se identifican con la comunidad LGBTQ+ y debo hablar con elles para aprender más para poder ser un aliado. 

Me encanta cuando les autorxs utilizan metáforas para dar un significado adicional a lo que están diciendo. Las metáforas ayudan a explicar el mensaje y el tema con un lenguaje fuerte. Por ejemplo, Ártemis López utilizó una gran metáfora en su artículo “Tú, yo, elle y el lenguaje no binario”. Elle dice, “Si la poesía es un arma cargada de futuro, como decía Gabriel Celaya, el lenguaje es un arma capaz de excluir o amparar.” Esta cita es un ejemplo de la importancia de utilizar un lenguaje inclusivo y no binario. 

Lo más importante que he aprendido es que necesitamos elegir ser siempre un aliado de la comunidad LGBTQ +, especialmente en cómo hablamos y escribimos. Espero que pueda  continuar usando lenguaje inclusivo y cuando hablo en español usar las terminaciones 'e' y 'x'. 

Privilegio

Quiero usar esta oportunidad para escribir algo que es un poco personal para mí. Mi papa es de Haití y México, y mi mama es de Portugal. Mi papa creció en México y allí fue a una escuela para estudiantes internacional. Mi mama no tenía mucho dinero mientras crecía en New Bedford, Massachusetts, pero sus padres trabajaron duro para que ella fuera a la escuela privada también. Mis padres tuvieron un gran privilegio. Crecí en una escuela secundaria muy diversa. Tuve amigos blancos, negros, latinos y asiáticos. Creo que tuve mi propio privilegio. 

Crecer con el privilegio de tener dos padres, vivir en una casa con dos caros, comer todos los días; todo esto puede distraer a alguien de las luchas de otras personas. Creo que es como perder la vista, pero tener conversaciones y escuchar me ayudó a aprender más sobre las luchas que enfrentan otras personas; me ayudó a recuperar la vista. Cuando hablo con personas que han sido lastimadas por otros debido a su religión o color de piel, puedo entender un poco lo que significan. Sentirse aislado, herido y confundido. Me recuerdo que al principio la gente me miraba y decía: “no miras negro”, “no hablas como una persona negra”, “no te vistes negro”. Esto hizo que identificarme a mí mismo fuera muy difícil. No entiendo del todo lo que sienten algunas personas porque no puedo relacionarme ni entenderlo tofo, pero los temas son más o menos los mismos. Las personas no tienen un respeto básico por los demás, lo que da como resultado que las grandes comunidades no tengan los mismos derechos. ¿Cuál es mi posición con respecto a las luchas por los derechos de todas las personas? Siempre me aseguro de que el idioma que usan las personas cerca a mi sea apropiado. Siempre trato de educarme a mí mismo y a las personas que me rodean. Me gusta ir a eventos, como el mitin, para escuchar historias reales de personas reales. 

Me siento muy frustrado cuando pienso en estos temas. Estas personas que están sufriendo no son personas al azar. Estas personas son nuestros amigos, nuestros compañeros, y miembros de nuestra familia. No importa de qué color sea tu piel, de qué religión seas o a quién elijas tener como pareja, todos deben tener los mismos derechos. Espero que esto suceda más temprano que tarde.